domingo, 23 de abril de 2017

El sucesor del Volkswagen escarabajo que nunca llegó a producirse

La página Car Design Archives es quién ha descubierto el proyecto abandonado de Volkswagen para desarrollar un Bettle de cuatro puertas. Las imágenes recogen el diseño de la versión futurista del Beetle de 1970 diseñado por Herbert Schäfer, justo antes de que se convirtiera en el principal diseñador de la marca.
El Super Beetle nace tras años de producción del original coche de 1938 con el que la marca había apostado durante décadas. El primer modelo Beetle se estaba quedando viejo y tal vez era el momento de realizar un nuevo diseño. Sus competidores japoneses ofrecían más espacio de maletero, más potencia y estructuras modernas, además de ser producidos después de la segunda Guerra Mundial.
Con el Super Beetle se quería apostar por más espacio por lo que comenzaron a desarrollar el VW 1302, logrando un 86 por ciento más de espacio para el equipaje. La primera versión salía en el 71, dos años más tarde su actualización, el VW 1303, con un parabrisas curvado y una caja de herramientas, salía para cumplir las nuevas regulaciones estadounidenses sobre seguridad y a la vez mejorar el diseño interior en busca de mayor comodidad.

Como se puede observar en la imagen, el diseño de los escarabajos de los años 70 no se alejaba mucho del diseño original característico de la marca. Al parecer, los cambios drásticos eran poco bienvenidos aunque sí que se llegaban a considerar, de ahí el desechado diseño del Beetle de cuatro puertas.
El diseño que no llegó a producirse tal ver era demasiado radical para la época, aunque se llegaron a esbozar dos versiones tanto con dos como con cuatro puertas. Como se puede observar, la línea gruesa muestra una apariencia mucho más estilizada, faros renovados, la línea del techo y la cubierta están más hacia afuera y los parachoques parecen más modernos. Un estilo que se asemeja más a los coches que estuvieron de moda en el año 2000. Por lo visto, era un diseño demasiado avanzado para la época.





La propuesta al parecer era demasiado costosa para la producción del momento por lo que VW tuvo que recular en el proyecto y seguir apostando por el diseño inicial lo que terminó en la producción de los dos vehículos antes mencionados. Tal vez habría sido una buena opción colocar cuatro puertas al Super Beetle, pero no parece ser del gusto de la marca que prefiere mantener la estructura de dos puerta en sus ya más que clásicos escarabajos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.