miércoles, 12 de octubre de 2016

NUEVO HALLAZGO EN UN GRANERO DE CALIFORNIA.

Es sorprendente que a estas alturas del Siglo XXI sigan apareciendo coches con cierto valor abandonados en garajes, naves y graneros de medio mundo, pero la realidad es que cada año salen a la luz hallazgos de este tipo dignos de Cuarto Milenio. El ejemplo que hoy os traemos es de esos que sorprenden para bien.
 En una nave de California, un miembro de Instagram llamado Vince Hernandez ha encontrado una colección de coches de ensueño abandonada desde los años 80. Agarraros a la silla, porque hablamos de ahí dentro hay, entre otros, maravillas como tres Lamborghini Countach, un Porsche 911 Speedster y un Shelby GT500 entre otros.

 Todos los coches llevan parados allí desde los años 80, y acumulan gran cantidad de polvo, los neumáticos están deteriorados y en general necesitarán un repaso mecánico, pero nada que no se pueda conseguir con unas horas en un taller que sepa lo que tiene entre manos.
 los Lamborghini Countach, dos son normales y uno de ellos de color rojo es ni más ni menos que un LP400 S. El Porsche 911 Speedster es ya de por sí es una joya muy cotizada en las subastas, pero esta unidad en concreto tiene solo 41 millas en el cuentakilómetros, por lo que su valor es difícil de calcular.
 Además otras joyas como un Shelby GT500 que fue propiedad del propio Carroll Shelby, un Ferrari, un Buick GSX o un Hemi Charger de 1969 forman parte de esa colección que inexplicablemente ha permanecido en el olvido durante más de 30 años. El valor de este hallazgo es incalculable, y seguro que muchos coleccionistas y especuladores del mundo del automóvil ya están investigando dónde están exactamente y qué tienen que hacer para comprarlos.
Aprovechando este hallazgo, solo recordar que si algún día sospechas que cerca de tu casa puede haber un clásico o un exótico abandonado, haz lo posible por rescatarlo. Nunca es tarde para devolver un coche a la vida y además ten en cuenta que él nunca lo haría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.